La vida cristiana es lucha, es hacer frente todos los días a la tentación y al pecado, a tomar la cruz cada día, resistir al diablo, esforzarse y perseverar aunque a veces todo parece ir mal.

La batalla espiritual se experimenta cada día porque el enemigo nunca descansa, y como cristianos hemos sido llamados a prepararnos espiritualmente, pero la buena noticia es que no estamos solos en esta lucha, Dios está de nuestro lado. En la Biblia encontramos como podemos prepararnos para la batalla:

1. La oración nos fortalece

"Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos" (Efesios 6:18 NVI).
La oración es el primer arma de poder que puede usar ahora mismo. Cuando ora, esta cediendo el permiso a Dios para que El tome el control de lo que está pasando en su vida. Así que la batalla no es solo suya, también es de Dios.

La oración ayuda para tomar fuerzas en el Señor y estar fortalecidos para los momentos de lucha. Cuanto mas ore y busque a Dios, estará mas fortalecido para resistir los ataques del enemigo. Le recomiendo orar como mínimo una hora cada día, y usted será sorprendido por el favor de Dios.

La oración ayuda a poder decir no a la tentación y al pecado, soportar los ataques del enemigo, soportar el sufrimiento como buen soldado de Cristo y la oración hará la diferencia entre rendirse o avanzar, fracasar en una batalla o salir victorioso. Así que ora mucho, y en todo momento!

2. El ayuno es poder

"El ayuno que he escogido, ¿no es más bien romper las cadenas de injusticia y desatar las correas del yugo, poner en libertad a los oprimidos y romper toda atadura?" (Isaias 58:6 NVI).
El ayuno es la segunda arma poderosa del cristiano. El ayuno ayuda en la batalla para estar fortalecido, resistir al enemigo y mantenerse firme. El ayuno le ayudará a someter la carne al Espíritu y por supuesto, le ayudará a andar y mantenerse en el Espíritu de manera más fácil.

Una combinación de oración y ayuno en la batalla, es poder disponible para hacer frente y atacar al enemigo. Esta combinación poderosa es parecido a la dinamita, nadie le podrá hacer frente todos los días de su vida.

3. Leer la Biblia nos alimenta

"De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza." (Romanos 15:4 NVI).
La Palabra de Dios tiene el poder de cambiar vidas y llegar a lo más profundo del ser humano. La Palabra de Dios en la batalla es como una espada que penetra los pensamientos, el corazón, la conciencia para transformar su vida. Además le ayuda a derrotar a sus enemigos espirituales.

Jesús dijo que conocemos la verdad, está nos hará libres. La Palabra de Dios es la verdad, y tiene el poder de romper todo tipo de ataduras y cadenas en las personas, y si usted esta atado por el enemigo en algún área de su vida. Hable la Palabra, crea y sea libre!

Estudie cada día la Biblia, sea libre de la mentira y el engaño, y solo así podrá ganar sus batallas.

4. Obedecer a Dios

"enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo." (Mateo 28:20).
No es suficiente solo con orar, ayunar y leer la Biblia. También es necesario obedecer a Dios y a Su Palabra escrita y hablada. Ser discípulo de Cristo Jesús significa obedecer lo que El nos enseña a través de Su Palabra. El le ha trasladado de las tinieblas a Su luz, por lo tanto, la vieja vida quedó atrás y usted ha sido llamado a vivir en la nueva vida que sólo Cristo puede dar, la vida nueva.

La desobediencia a Dios es darle ventaja al enemigo para que le ataque. Pero si dedica su vida a agradar a Dios, aquel que lo tomó por soldado, estará fuerte y bendecido. La obediencia le acerca a Dios y le ayuda a ganar las batallas contra el enemigo.

5. Resistir al diablo

"Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes." (Santiago 4:7 NVI).
Hay muchas formas de resistir al enemigo. Puede resistir la tentación, el pecado, los ataques del enemigo, los malos pensamientos, la duda y la incredulidad, los deseos de la carne, el orgullo, y mucho más.

Resistir al diablo significa estar en oposición, y mantenerse firme sin rendirse. Hay batallas que duran minutos, horas, días, semanas, pero en todo somos más que vencedores a través de Cristo. Así que, resiste al enemigo y el huirá y usted obtendrá victoria.

6. Guiados por el Espíritu Santo

"Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios." (Romanos 8:14).
Cuando estamos en batalla o a punto de entrar en alguna, debe saber que no lo sabemos todo, pero podemos ser guiados y dejarnos guiar por el Espíritu de Dios para obtener dirección de lo que se debe hacer y no lo que se debe hacer.

Aunque luchamos contra un enemigo estratégico y que no se rinde tan fácil, sabemos que hemos creído en un Dios que todo lo sabe, y está dispuesto a ayudarnos a luchar de la manera correcta, pero solo es posible si nos dejamos guiar por el Espíritu Santo.

Pida al Espíritu Santo que le guíe, dirija, hable y le ayude a obedecer a Dios Padre en todo para obtener victoria sobre el enemigo. Sin duda, Dios le ayudará y usted podrá seguir creciendo espiritualmente.

7. Unirse a un batallón del Ejercito de Dios

"Pues, así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función, también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás." (Romanos 12:4-5 NVI).
Cada congregación cristiana es como un pequeño batallón del innumerable ejercito de Dios. Dios une a los creyentes para que no estén solos en esta lucha espiritual. Únase a una congregación, tenga comunión con sus hermanos en la fe, y sea un miembro activo.

Cada congregación tiene sus dificultades y diferencias, y cada creyente tiene sus deficiencias, pero Dios quiere que vivamos en unidad. La Iglesia ha sido llamada a trabajar en equipo y vivir siendo útil para con los demás, haciendo uso de los dones espirituales, talentos y el servicio.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente