La fe es la creencia, confianza y lealtad a una persona o cosa. Los cristianos tenemos nuestra seguridad y esperanza en Dios. Es una relación única con Dios a través del amor y la obediencia como se expresa en las vidas de discipulado y servicio.

Jesús afirma, en una discusión con sus discípulos escépticos, que el poder está disponible para todos los que tienen fe (Marcos 11:23), y que la oración es un medio para expresar esta fe (Marcos 11:24). Este poder de la fe se ve no solo en su cualidad de "mover montañas", que es el poder creativo de Dios, sino también en su comparación con un grano de mostaza (Lucas 17: 6). Confiar en Jesús es abrir la puerta a un cambio radical en el sentido de la vida misma.

Los resultados de la fe se ven en los cambios radicales que las personas experimentan cuando depositan su confianza y creen en Dios.

Los Evangelios hacen explícita la respuesta de fe en milagros particulares:

  • El sirviente del centurión ( Mateo 8:13 )
  • Un paralítico ( Mateo 9: 2 )
  • Una mujer que había estado enferma durante doce años ( Marcos 5:34 )
  • Un niño de doce años que murió ( Marcos 5:36 )
  • Y un mendigo ciego ( Lucas 18:42)

Estos son ejemplos de los Evangelios de aquellos a quienes Jesús les dice: "Tu fe te ha sanado".

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente