El contenido de este sitio web tiene copyright.
Saltar al contenido
Jorge Barrientos

¿Por que es importante orar de madrugada?

Muchos cristianos tienen la excelente costumbre de orar de madrugada, por la mañana y por la noche antes de acostarse. A los niños cristianos se les enseña a menudo a «decir sus oraciones» antes de irse a la cama cada noche como una manera de honrar a Dios y nutrir el desarrollo espiritual.

En algunas iglesias, las oraciones de la mañana y de la tarde son oraciones que uno ofrece a Dios en momentos específicos del día.

En tiempos bíblicos, los judíos devotos oraban con frecuencia y probablemente oraban en ciertos momentos del día (Salmo 5:3; 55:17; 119:62; 147), pero la tradición de reservar tres tiempos específicos para la oración ritual se desarrolló mientras los israelitas estaban en el exilio en Babilonia y Persia.

El templo de Jerusalén había sido destruido, pero el pueblo seguía ofreciendo oración por la mañana, mediodía y noche para que coincidiera con lo que antes habían sido tiempos de sacrificio en el templo (ver Daniel 6, particularmente el verso 10).

Aunque las oraciones de la mañana y de la tarde pueden ser significativas, no hay ningún requisito bíblico sobre cuándo orar, y no hay sustituto para las oraciones que vienen del corazón.

Dios quiere escuchar la oración de cada uno de nosotros con acción de gracias (1 Crónicas 16:34), alabanza (1 Crónicas 16:28), confesión (1 Juan 1:9), y peticiones (Filipenses 4:6).

La oración no debe ser relegada sólo a la mañana y a la tarde, sino que debemos orar sin cesar (1 Tesalonicenses 5:17).